Cómo hacer barritas de proteínas caseras

Incluimos productos que encontramos útiles para nuestros lectores. Si compra desde los enlaces de esta página, podemos ganar una pequeña comisión. PlateJoy Inc. propiedad y operado por Healthline Media. Aquí está nuestro proceso.

Las barritas de proteínas son un tentempié conveniente. Por regla general, no requieren calentamiento, son fáciles de llevar y disfrutar de ellos en el camino.

Debido a que son una rica fuente de proteínas, estas barras pueden proporcionar una nutrición extra antes del entrenamiento o apoyar la recuperación después del entrenamiento. Incluso pueden promover la pérdida de peso y ayudarlo a sentirse lleno entre comidas (uno, 2, 3, 4).

Muchas marcas comerciales de barras de proteína contienen ingredientes como azúcar agregada, aditivos, conservantes o alérgenos comunes como lácteos y nueces.

Para evitar esto, podría considerar hacer sus propias barras en casa. ¡O tal vez te encanta experimentar en la cocina!

De cualquier manera, este artículo es su guía para hacer barras de proteínas en casa. Incluye algunas recetas simples, ingredientes para usar y evitar, y una comparación de opciones caseras versus compradas en la tienda.

Primero, echemos un vistazo más de cerca a los pasos básicos que debe seguir para hacer sus propias barras de proteínas en casa.

1. Seleccione su receta y vea los ingredientes

El primer paso para hacer barritas de proteínas en casa es elegir una receta.

Una búsqueda rápida en Internet seguramente arrojará cientos de recetas diferentes. Puede encontrar fácilmente los que cumplen con ciertas restricciones dietéticas, como sin nueces, veganos, paleo, sin gluten y más.

Después de leer algunas recetas, te darás cuenta de lo versátiles que son las barras de proteínas, e incluso puedes tener tus propias ideas usando tus ingredientes favoritos.

Para ayudarlo a comenzar, aquí hay algunas de mis recetas favoritas:

También puede consultar estos listados para obtener 32 recetas caseras de barras energéticas y 33 recetas de bolas energéticas, muchas de las cuales están repletas de proteínas.

Una vez que haya encontrado una receta, revísela detenidamente para asegurarse de que no contenga ningún ingrediente al que sea alérgico o quiera evitar.

2. Reúna sus herramientas

Hay algunas herramientas clave que es bueno tener a mano antes de comenzar. Esto incluye:

  • Bandeja o bandeja para hornear. Una bandeja para hornear con borde de 9 x 13 pulgadas (28,9 x 33 cm) es una excelente opción para una barra de proteína delgada de aproximadamente 1 pulgada (2,5 cm) de grosor. Si necesita una barra más gruesa, puede usar un molde para pastel o una cacerola más profunda de 28,9 x 28,9 cm (9 x 9 pulgadas).
  • Tazas medidoras. Si bien puede estimar la cantidad de ingredientes en algunas recetas, en otras necesita medir con precisión cuánto está agregando para lograr el sabor, la textura y el contenido de proteína deseados.
  • Pergamino. Si su receta usa ingredientes como miel, mantequilla de maní o frutas secas, es muy probable que se vuelvan pegajosos. El papel pergamino es excelente para cubrir bandejas para hornear y evitar que las barras de proteína terminadas se peguen.
  • Espátula de goma. Esta herramienta no solo hace maravillas para mezclar ingredientes pegajosos, sino que también es excelente para nivelar una mezcla de barras de proteínas en una fuente para hornear.
  • Procesador de alimentos. Si bien no siempre es necesario, un procesador de alimentos o una batidora manual pueden acelerar el proceso. El procesador de alimentos puede moler ingredientes, mezclarlos y crear una barra cohesiva y bien mezclada.

3. Recuerda estos consejos

Una vez que haya reunido sus herramientas e ingredientes, tenga en cuenta estos consejos mientras trabaja en sus barras:

  • Revise su receta cuidadosamente. Algunas barras de proteína están diseñadas para hornearse en el horno, mientras que otras no. No caliente la barra sin hornear para no afectar su textura.
  • Empieza pequeño. Especialmente cuando esté probando una receta que nunca ha hecho antes, considere comenzar con un lote pequeño. De esta manera, puede asegurarse de que le guste antes de gastar dinero en un lote completo de ingredientes.
  • Las varillas, las mordidas y las bolas suelen ser intercambiables. A menudo, las barras de proteínas y las bolas de energía son similares a las barras de proteínas, solo que en una forma diferente. Con la mayoría de las recetas básicas, puede moldear fácilmente un aperitivo a su gusto.
  • Experimenta con los ingredientes. Si encuentra una receta que tiene uno o dos ingredientes que desea sustituir, intente reemplazarlos con algo similar en textura y consistencia. Esto ayudará a garantizar que las barras se peguen según lo previsto por el fabricante de la receta.

RESUMEN

Para hacer barras de proteína en casa, elige la receta que funcione para ti, reúne los ingredientes y las herramientas que necesitas y siéntete libre de experimentar con ingredientes y formas.

Las barras de proteínas pueden ser una gran adición a su dieta, ya sea para desarrollar masa muscular, alimentarlo durante un entrenamiento, mantenerlo lleno entre comidas o ayudarlo a perder peso.

Hay muchos ingredientes ricos en proteínas que funcionan bien en las barras caseras, y es muy probable que encuentre al menos algunos que disfrute.

Si realmente desea aumentar su consumo de proteínas, un suplemento de proteínas de origen vegetal o animal puede darle el mayor rendimiento a su inversión. De hecho, muchos de estos polvos pueden proporcionar más de 20 gramos de proteína por porción (5).

Si elige usar proteína en polvo en sus barras, tenga en cuenta que algunas personas encuentran que algunos suplementos tienen un fuerte sabor amargo. Por lo tanto, considere comenzar con una pequeña cantidad para asegurarse de que el sabor no sea demasiado abrumador.

Por otro lado, si desea evitar las proteínas en polvo, muchos ingredientes de alimentos integrales adecuados para las barras también son fuentes ricas en proteínas.

Por ejemplo, en lugar de proteína en polvo, puede usar:

  • nueces enteras o picadas: maní, almendras, nueces, anacardos
  • aceite de nuez o semilla: maní, almendra, anacardo, girasol, tahini
  • semillas: cáñamo, lino, calabaza, girasol, chía
  • Pasta de judías: frijoles blancos, frijoles negros
  • copos de aire: quinua, arroz integral crujiente

RESUMEN

Los suplementos de proteína en polvo son una excelente manera de agregar proteína de alta calidad a sus barras. Para obtener fuentes de proteínas de alimentos integrales, pruebe las nueces, los frijoles, las semillas y los cereales ricos en proteínas.

Una de las mejores cosas de hacer tus propias barras de proteínas en casa es que tienes control total sobre lo que contienen.

Los productos comerciales a menudo contienen cantidades significativas de azúcar u otros edulcorantes, aceites vegetales procesados ​​como el aceite de palma y muchos conservantes químicos, emulsionantes y otros ingredientes sintéticos.

Con las barras de proteínas caseras, puede deshacerse de estos ingredientes por completo o usarlos con moderación según su conveniencia.

Si esto le molesta, considere limitar o eliminar los siguientes ingredientes:

  • azúcar y edulcorantes: miel, jarabe de agave, jarabe de arroz integral, azúcar en polvo.
  • edulcorantes artificiales: xilitol, sorbitol, sucralosa
  • aceites vegetales procesados: palma, colza, soja

RESUMEN

Si desea evitar algunos de los ingredientes utilizados en las barras de proteínas compradas en tiendas, limite el uso de azúcar, edulcorantes artificiales y aceites vegetales procesados.

Otro beneficio de hacer barras de proteínas en casa es que puede ajustar fácilmente los ingredientes para que se adapten a sus deseos y restricciones dietéticas.

Estos son algunos ejemplos de formas sencillas de modificar las recetas de barras de proteínas para satisfacer sus necesidades:

  • Bajo en calorías. Limite su consumo de chocolate y frutas secas, ya que estos ingredientes agregan calorías adicionales y relativamente poca proteína. También puede medir el tamaño de la porción de sus barras para ayudarlo a realizar un seguimiento de las calorías.
  • Baja en carbohidratos. Limite las fuentes comunes de carbohidratos que se usan en las barras de proteína, como la avena, los cereales o el azúcar. Si necesita un ingrediente seco en lugar de avena, pruebe la harina de almendras baja en carbohidratos. En lugar de usar cosas como la miel para unir, puedes usar aceite de coco o un huevo.
  • Vegano. Evite los polvos de proteína animal como el suero y la caseína, así como la leche y los huevos de origen animal. Si desea agregar chispas de chocolate, asegúrese de usar la variedad vegana.
  • Paleo. Cárgate de ingredientes menos procesados ​​como nueces, semillas, frutas y huevos. Evite los aceites y azúcares procesados, los edulcorantes artificiales, los cereales y los dulces.

RESUMEN

Ajustar las barras de proteínas a sus restricciones dietéticas suele ser fácil, con solo unas pocas sustituciones simples. Ya hay muchas recetas de barritas proteicas bajas en calorías, bajas en carbohidratos, veganas, paleo y antialérgicas.

Hacer tus propias barras de proteínas tiene una serie de beneficios.

Además de tener control sobre la lista de ingredientes, puede asegurarse de que las barras satisfagan sus preferencias dietéticas y su gusto personal.

Además, puede excluir cualquier ingrediente utilizado en las variedades comerciales que no quiera comer.

Además, hacer grandes lotes de barras de proteínas puede ser más económico que comprarlas individualmente o en paquetes.

Esto puede no parecerlo cuando compara el costo de una barra de proteína con el costo de todos los ingredientes necesarios para hacer un lote completo en casa. Sin embargo, tenga en cuenta que algunos de los ingredientes comprados estarán en cantidades lo suficientemente grandes como para hacer varios lotes.

De hecho, en algunos casos, el mayor costo de hacer barras de proteínas en el hogar puede estar relacionado con el tiempo que pasa haciéndolas.

Otro beneficio de hacer una porción grande en casa es que muchas barras de proteínas se congelan bien y son fáciles de integrar en la preparación de sus comidas.

En cuanto a los contras, hay pocos de ellos.

Si bien la mayoría de las recetas son rápidas de hacer, solo necesita mezclar los ingredientes y formar barras, aún puede llevar más tiempo que comprar una versión prefabricada en su supermercado local.

Además, si está buscando un producto que pueda conservarse durante más de unos pocos días y no tiene congelador o refrigerador, comprarlo en la tienda podría ser su mejor opción.

RESUMEN

Hacer tus propias barras puede ser más económico que comprar versiones prefabricadas, y puedes incluir o excluir ingredientes a tu gusto. Por otro lado, la vida útil y la conveniencia de las versiones compradas en tiendas pueden ser preferibles para algunos.

Las barras de proteínas son una forma conveniente de energizarse durante los entrenamientos, llenarse entre comidas y agregar más proteínas a su dieta.

Hay casi innumerables recetas de barras de proteínas en la web. Muchos de ellos son fáciles de seguir, y es muy probable que pueda encontrar al menos algunos que se adapten a sus necesidades y preferencias dietéticas.

Comience a hacer barras de proteínas caseras con algunas recetas fáciles en este artículo.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published.