Consejos para una alimentación saludable con un presupuesto

hablando de salud

Con el aumento de los precios de los alimentos, su factura de comestibles puede sorprenderlo. Pero no tiene que renunciar a sus objetivos de alimentación saludable porque su presupuesto para alimentos se está reduciendo. Ahora es el momento de dominar, o descartar, algunas habilidades inteligentes de compras y planificación de comidas. Estas habilidades pueden ahorrarle dinero al comprar y preparar comidas saludables para su familia.

empezar en casa

Antes de dirigirse a la tienda o hacer un pedido en línea, tómese el tiempo para planificar y pensar con anticipación. La planificación del menú es una excelente manera de asegurarse de que está comiendo una dieta balanceada y satisfaciendo sus necesidades nutricionales. Y como todo cocinero ahorrativo sabe, planificar con anticipación puede ahorrarle tiempo y dinero, no solo en la tienda, sino también durante una semana ocupada de trabajo y escuela.

Aquí le mostramos cómo empezar:

  • Haga un inventario de lo que tiene en su despensa, refrigerador y congelador. Comprar duplicados, a menos que sea un gran problema, puede afectar su billetera y provocar el desperdicio de alimentos.
  • Saque sus archivos de recetas o libros de cocina para obtener estas ideas de alimentación saludable. Si necesitas inspiración, consulta estas ideas de Mayo Clinic. Puede buscar por comida, ingredientes, dieta especial y más.
  • Haz un menú para la semana. No tienen que ser inamovibles, pero lo ayudarán a hacer una lista de compras y planificar cómo las sobras pueden ser parte de otra comida. Por ejemplo, el taco de pollo extra sazonado del martes podría ser el aderezo para la ensalada de taco del miércoles.
  • Hacer una lista. Verifique qué ingredientes necesitará para cada comida, así como los alimentos que debe tener a mano para bocadillos y golosinas.
  • Escanee los anuncios de la tienda en busca de ofertas. Recorte solo los cupones que se aplican a los elementos de su lista.

En la tienda

Una vez que llegue a la tienda o abra un formulario de pedido en línea, estos consejos lo ayudarán a comprar de manera más inteligente y comer más sano:

  • Coge un tentempié o tentempié antes de ir a la tienda. Cuando tienes hambre, todo parece tan tentador.
  • Evite comprar solo, ya que esto puede conducir a una compra impulsiva. Además, tener hijos mayores puede enseñarles habilidades para la vida.
  • Cíñete a tu lista.
  • Manténgase alejado de los alimentos procesados ​​preenvasados, que suelen ser más caros y contienen menos nutrientes que los alimentos cocinados en casa. Para mantener una dieta saludable y ahorrar dinero, también limite los refrescos, las papas fritas, los cereales azucarados, las galletas saladas y los alimentos procesados.

Estos consejos detallados pueden ayudarlo cuando compre cada grupo de alimentos:

  • Cereales
    • Compre granos 100% integrales. Cuando los cereales estén en oferta, abastézcalos y congélelos.
    • La avena es un cereal integral saludable y económico sin sal ni grasas añadidas.
    • El arroz también es barato. El arroz integral es una opción más saludable en comparación con el blanco.
    • Los fideos integrales también son saludables y, por lo general, económicos.
  • Frutas y vegetales
    • Los mercados de agricultores y los puestos de comida locales suelen tener los mejores precios.
    • Compra de temporada y compra solo lo que necesites.
    • Use productos frescos rápidamente para evitar el deterioro y el desperdicio de alimentos.
    • Tenga a mano frutas y verduras congeladas. A menudo son más baratos que las frutas y verduras frescas y son adecuados para una amplia variedad de recetas.
  • proteína
    • Busque carne en oferta.
    • Elija carnes magras y opciones de cocción magras como freír y asar a la parrilla.
    • Compra un paquete grande. Use una porción y congele el resto para otra comida.
    • Considere agregar más comidas sin carne a su menú con deliciosos platos a base de frijoles. Los frijoles son baratos y una gran fuente de proteína y fibra. Obtenga consejos sobre cómo cocinar frijoles. O compre frijoles enlatados.

Esta ensalada de arroz y frijoles se puede servir como plato principal, guarnición o almuerzo entre semana. Use frijoles enlatados sin sal en lugar de los salados para reducir a la mitad el contenido de sodio. Busque cebolletas y perejil de principios de primavera en el mercado de agricultores.

Ensalada De Arroz Y Frijoles

Rinde 10 porciones de ¾ de taza.

Ingredientes
1 ½ tazas de arroz integral crudo
3 vasos de agua
½ taza de perejil fresco picado
½ taza de cebollas verdes o chalotes picados (alrededor de 2 cebollas o más)
Lata de 15 oz de garbanzos sin sal
Lata de 15 onzas de frijoles oscuros sin sal
¼ taza de aceite de oliva
⅓ a ½ taza de vinagre de arroz al gusto

Direcciones
Coloque el arroz y el agua en una cacerola. Tape y cocine a fuego medio hasta que el arroz esté tierno, de 45 a 50 minutos. Enfriar a temperatura ambiente. Agregue los ingredientes restantes. Refrigere 2 horas o más.

Ann Hargut es dietista en Asesoramiento y Educación sobre Nutrición en Wasek, Minnesota.


Para la seguridad de nuestros pacientes, personal y visitantes, Mayo Clinic cuenta con políticas estrictas sobre el uso de mascarillas. Cualquiera que se muestre sin una máscara se registró antes de COVID-19 o se registró en una unidad de atención al paciente donde se siguieron el distanciamiento social y otros protocolos de seguridad.

.

Leave a Comment

Your email address will not be published.