Esta receta de Pavlova es la única receta de postre de verano que necesitas.


Tanto para los cocineros experimentados como para los novatos, el autor de libros de cocina y nutricionista Robin Miller ofrece excelentes recetas familiares que vale la pena preparar una y otra vez.

Reconocido como uno de los postres nacionales de Nueva Zelanda y Australia, se dice que este postre icónico lleva el nombre de Anna Pavlova, una bailarina rusa que viajaba con frecuencia por ambos países. Al igual que la golosina a base de merengue, sus rutinas de baile eran ligeras y aireadas.

Cada pieza de Pavlova se distingue por una variedad de sabores y texturas: una nube de crema batida y un puñado de bayas frescas, una corteza de merengue crujiente con un centro de malvavisco.

Es el postre perfecto para el verano, pero muchos cocineros caseros evitan hacer recetas de Pavlova porque incluyen merengue, una mezcla dulce y brillante de claras de huevo batidas y azúcar.

Sí, los merengues pueden ser complicados, pero si sigues algunas reglas simples y evitas los errores comunes, puedes hacer una pavlova perfecta cada vez. Y es más fácil de lo que piensas.

¿Qué es Pavlova? ¿Es lo mismo que el merengue?

Pavlova no es un merengue clásico. Tanto la pavlova como el merengue tradicional incluyen claras de huevo y azúcar batidas hasta que estén firmes, brillantes y suaves. Luego, la mezcla se moldea, se hornea y se enfría antes de servir.

Sin embargo, mientras que el merengue es tradicionalmente seco por dentro y por fuera, la pavlova ideal debe ser suave y esponjosa en el medio y crujiente por fuera.

Para lograr esta textura, sigue unos sencillos pero importantes consejos.

Cómo cocinar el Pavlova perfecto

Usa tazones de vidrio o metal. Asegúrese de que todo su equipo esté limpio y seco, y use solo tazones de vidrio o metal para separar los huevos y batir las claras de huevo.

Los tazones de plástico pueden contener grasa del uso anterior y la humedad evitará que las claras de huevo se vuelvan livianas y esponjosas.

Mantén la humedad bajo control. No cocine pavlova en días con mucha humedad. ¿Día lluvioso? Deja Pavlova para otro momento.

Pavlova es una mezcla de claras de huevo y azúcar. El azúcar es hidrofílico, lo que significa que absorbe agua del medio ambiente. Cuando las moléculas de azúcar contienen agua, las claras de huevo no pueden retenerlas. El resultado es una pavlova que colapsará en el medio o llorará (separará).

No se trata sólo de la lluvia. Nunca hierva agua para pasta, lave platos o encienda una tetera hasta que su Pavlova esté completamente frío, ya que el merengue puede ser quisquilloso antes, durante y después de hornear.

Cuando el merengue esté completamente frío, puedes hacer lo que quieras.

Use claras de huevo a temperatura ambiente. Las claras de huevo a temperatura ambiente se baten mejor y más rápido que los huevos fríos para obtener el máximo volumen.

Pero es más fácil separar los huevos cuando están fríos. Primero sepárelos, luego deje reposar las claras de huevo a temperatura ambiente durante unos 30 minutos antes de batir.

Reserva las yemas para otros usos.

No golpees demasiado rápido. Hablando de batir, bata las claras de huevo a velocidad baja o media. Sí, has leído bien. Nunca batir por encima del promedio.

Cuando bate las claras de huevo a alta velocidad, el aire se agrega rápidamente. Ese mismo aire termina escapando rápidamente porque la espuma no es lo suficientemente estable para retenerlo.

Bajo y lento es la mejor manera de asegurar un merengue exitoso.

Usa azúcar finamente molida. El azúcar fino se disuelve más fácilmente. Por lo tanto, use azúcar en polvo que tenga una textura fina o muela el azúcar granulada en una licuadora o procesador de alimentos hasta que quede suave.

Agregue lentamente el azúcar. Cuando agregue azúcar a las claras de huevo batidas, agregue 1 cucharada a la vez. Asegúrese de que cada cucharada esté completamente disuelta antes de agregar la siguiente cucharada. Cualquier azúcar sin disolver absorberá agua y el merengue podría romperse o sangrar.

Asegúrate de que el azúcar esté completamente disuelta. Cuando su merengue parezca estar listo para hornear, verifique que todo el azúcar se haya disuelto. Para ello, frota una pequeña cantidad de merengue entre tus dedos. Si el merengue parece granulado, debes batir más la mezcla. También verifique si hay azúcar debajo del batidor y en el fondo del tazón.

¡No mires! Hornea la pavlova a baja temperatura y resiste las ganas de abrir el horno. Queremos que el merengue se expanda lentamente para que se mantenga como un malvavisco por dentro y se dore por fuera.

Cuando el horno está demasiado caliente, el merengue se expande rápidamente y luego se desinfla rápidamente a medida que se enfría. Además, abrir la puerta del horno puede provocar cambios bruscos de temperatura que impidan un horneado adecuado.

Prepara la cáscara de pavlova la noche anterior. Incluso cocinada a baja temperatura, su pavlova debería enfriarse gradualmente. Los cambios rápidos de temperatura pueden hacer que el merengue se agriete o se rompa.

Enfríe la pavlova en el horno después de apagarlo durante al menos 6 horas.

Consejo: cocine la pavlova por la noche y déjela enfriar en el horno durante la noche. Dejé mi pavlova en el horno durante 12 horas.

Receta: Pavlova simple con fresas.

Puede hacer merengue Pavlova hasta 24 horas antes de cocinar, pero solo merengue. Asegúrese de guardarlo en un recipiente hermético lejos de la humedad (no en el refrigerador). Montar la nata y añadirla junto con las fresas justo antes de servir.

Lo hace: 6 porciones

Ingredientes:

  • 7 claras de huevo grandes, temperatura ambiente
  • 1 ½ tazas de azúcar glas o azúcar granulada, molida en un procesador de alimentos o licuadora hasta que esté finamente molida
  • 1 cucharada de maicena
  • 2 cucharaditas de vinagre blanco

Para entregar:

  • 1 ½ tazas de crema batida de tu elección
  • 1 taza de fresas frescas picadas

Capacitación:

  1. Precaliente el horno a 300 F (se prefiere la convección pero no se requiere).
  2. Traza una forma redonda o un plato de 9 pulgadas en una hoja grande de papel pergamino. Voltee el papel y transfiéralo a una bandeja para hornear grande.
  3. Coloque las claras de huevo en un tazón limpio y seco de una batidora de pie equipada con un accesorio para batir. Bate a velocidad media-baja (alrededor de la velocidad 4 en una batidora de 10 velocidades) hasta que se formen picos suaves, una espuma que aún no mantiene su forma. Nota. Esto puede tomar varios minutos, dependiendo de su batidora.
  4. Reduzca la velocidad de la batidora a baja (velocidad 3 en una batidora de 10 velocidades) y agregue gradualmente el azúcar, 1 cucharada a la vez. Asegúrese de que cada cucharada de azúcar se haya disuelto antes de agregar la siguiente cucharada. Raspe los lados del tazón según sea necesario.
  5. Una vez que se haya agregado todo el azúcar, aumente la velocidad a 4 y bata hasta que las claras de huevo estén espesas y brillantes y mantengan su forma cuando se levante el accesorio para batir. Esto puede tomar varios minutos.
  6. Mientras tanto, en un tazón pequeño, combine la maicena y el vinagre y revuelva hasta que la maicena se haya disuelto. Cuando el merengue esté brillante y espeso, aumente la velocidad de la batidora a 5 o 6, agregue la mezcla de maicena y bata por otros 30 segundos.
  7. Use una espátula limpia y seca para transferir la mezcla al centro del círculo de papel pergamino. Nota. Si queda azúcar sin disolver en el fondo del recipiente, no la vierta sobre papel pergamino. Extienda el merengue para rellenar el círculo, luego alise la superficie. Si lo desea, use una espátula acodada para crear remolinos decorativos en la parte superior y los lados.
  8. Coloque la bandeja para hornear en el horno e inmediatamente reduzca la temperatura a 225 F. Hornee durante 90 minutos (no abra la puerta del horno durante la cocción).
  9. Apague el horno y deje que la pavlova se enfríe durante al menos 6 horas.
  10. Cuando esté listo para servir, adorne la pavlova con crema batida y bayas. Servir inmediatamente.

¿Preguntas o comentarios? Envíe un correo electrónico al equipo culinario a [email protected]

Leave a Comment

Your email address will not be published.