Las mejores ostras fritas fáciles: cómo hacer ostras fritas

FOTO: LUCY SCHEFFER; ESTILO DE COMIDA: BROOK CASON

Las ostras fritas son uno de los principales mariscos del sur. Mucho antes de la introducción de las ostras fritas, las ostras se consideraban el alimento de los pobres porque abundaban en las aguas de la costa este de los Estados Unidos. Fueron empanados y fritos por primera vez en el hemisferio occidental a mediados del siglo XIX, y desde entonces se han vuelto más crujientes, con una corteza similar a la de una galleta salada.

Esta receta es bastante fácil, especialmente si eres nuevo en la fritura. Pero como siempre, aquí hay algunos consejos para ayudarlo a preparar ostras crujientes y saladas:

Lava muy bien las ostras. Las ostras enlatadas son un líquido espeso que no se requiere para freír, así que asegúrese de escurrirlas y enjuagarlas bien antes de usarlas. Puede omitir el líquido o guardarlo y congelarlo para espesar su caldo de mariscos.

– Secar las ostras. Demasiado líquido convertirá el proceso de empanado en un desastre pegajoso, y el proceso de fritura en una pesadilla sangrienta de aceite. Después de enjuagar, seque las ostras entre capas de toallas de papel para eliminar el exceso de humedad.

– Refrigerar las ostras antes de freírlas. Todo lo que se empana y se fríe es mejor enfriarlo en el frigorífico. Colóquelos en el refrigerador en un plato forrado con toallas de papel para ayudar a que el empanado se pegue y no se pegue después de freír.

– Mantener la temperatura del aceite. La temperatura ideal para freír las ostras es de alrededor de 375°. La temperatura del aceite fluctuará, pero trate de mantenerla entre 360° y 380° para obtener resultados consistentes. Mantener la temperatura asegura que no termines con ostras pesadas y grasientas.

Guarde las sobras en un recipiente hermético en el refrigerador hasta por 3 días. Las ostras a la parrilla son deliciosas solas, combinadas con remoulade cremoso y picante, o servidas en un plato con una refrescante ensalada de maíz. ¿Buscas más clásicos sureños? Pruebe este abundante paté de camarones o estos jugosos tomates verdes a la parrilla.

Publicidad – Continúe leyendo a continuación

Productividad:

cuatro


porciones

Tiempo de preparación:

0

reloj

veinte

minutos

Tiempo Total:

0

reloj

35

minutos

1/4 pulg.

harina para todo uso

1/4 pulg.

harina de maíz amarilla mediana

1 cucharadita

condimento bahía vieja

una


manga Galletas saladas (alrededor de 35 galletas)

1 libra

ostras enlatadas, escurrir y enjuagar bien

4to c.

aceite vegetal o de colza

Cebolla verde picada y gajos de limón para decorar

Este módulo de compra de ingredientes es creado y mantenido por un tercero e importado a esta página. Puedes encontrar más información sobre este y otros contenidos similares en su página web.

  1. En un tazón poco profundo, mezcle la harina, la harina de maíz y Old Bay hasta que estén bien combinados. En un procesador de alimentos, muele las galletas hasta que se formen migas gruesas (también puedes triturarlas con las manos o ponerlas en una bolsa de plástico y triturarlas con un rodillo). Transfiera las galletas trituradas a otro recipiente poco profundo. Bate los huevos para mezclarlos en otro tazón poco profundo para crear una estación de dragado.
  2. Trabajando uno a la vez, enrolle la ostra en la mezcla de harina, sacudiendo cualquier exceso. Pincelar con huevo y luego sumergir en migas de galleta. Presione la mezcla de galleta en la ostra hasta que se pegue y colóquela en un plato forrado con toallas de papel. Repita con las ostras restantes. Refrigere, sin tapar, de 10 a 15 minutos.
  3. En una cacerola grande equipada con un termómetro para freír o para dulces, caliente el aceite a fuego medio hasta que el termómetro marque 375°. Trabajando en tandas, fríe las ostras, permitiendo que el aceite se recaliente entre tandas, hasta que estén doradas y crujientes, de 1 a 2 minutos, dependiendo de su tamaño.
  4. Coloque las ostras en un plato forrado con toallas de papel, luego transfiéralas a una fuente para servir. Espolvorea con cebollas verdes y sirve con rodajas de limón.
  5. Hacer adelante: Las ostras se pueden asar hasta con 3 días de anticipación. Transfiera a un recipiente hermético y refrigere.

ostras fritas

FOTO: LUCY SCHEFFER; ESTILO DE COMIDA: BROOK CASON

Este contenido se importa de {embed-name}. Puede encontrar el mismo contenido en un formato diferente o encontrar más información en su sitio web.

Este contenido es creado y mantenido por un tercero e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este y otros contenidos similares en piano.io.

Publicidad – Continúe leyendo a continuación

.

Leave a Comment

Your email address will not be published.