Muy simple: una cornucopia de verduras de primavera asadas: una guarnición inspirada en la temporada | comida y cocina







A los vegetarianos y veganos les encantará este plato como plato principal.


Luca Trovato/TNS


Marie Simmons es una autora de libros de cocina que siempre ofrece excelentes resultados. Lleva muchos años creando y probando recetas y conoce los secretos de la cocina de platos deliciosos. Ella compartió esta receta conmigo hace años, y confío en ella cuando quiero verduras asadas elegantes y coloridas para acompañar otros platos.

La apetitosa mezcla de alcachofas primaverales, espárragos y zanahorias dulces de Simmons es una excelente combinación, incluso si decide ahorrar tiempo y usar alcachofas y guisantes congelados de calidad. Si tienes alcachofas pequeñas, úsalas. Cuécelos como en el paso 1, dorándolos por ambos lados. Luego voltee y cocine a fuego lento, tapado, a fuego lento hasta que estén tiernos, aproximadamente 5 minutos.

Hace poco serví esta colorida mezcla de vegetales con pollo asado con limón y hierbas y al público le encantó el resultado. A los vegetarianos y veganos les encantará este plato como plato principal. Si desea que este sea un plato vegetariano, intente servirlo con papas nuevas hervidas o asadas al horno sazonadas con aceite de oliva y hierbas frescas como eneldo o estragón. También va bien con lentejas hervidas y pimientos rojos. Me encanta asar cuadrados de polenta, colocarlos en platos para servir y cubrirlos con estas coloridas verduras de temporada. Y es un excelente relleno para cuscús, polenta suave o farro.

La gente también lee…

Verduras de primavera fritas

  • Porciones: 4
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, dividido
  • 1 paquete (12 oz) de corazones de alcachofa congelados, parcialmente descongelados y secos
  • Sal gruesa y pimienta negra recién molida
  • 1/2 taza de rodajas de chalote de 1/4 de pulgada
  • 1 diente de ajo, cortado en rodajas finas de papel
  • 1 taza de zanahorias finas, en rodajas finas en diagonal (de 1 a 2 zanahorias)
  • 1 taza de judías verdes delgadas de 1 pulgada de largo (alrededor de 4 onzas)
  • 1/4 taza de agua
  • 12 onzas de espárragos delgados, sin piel si son grandes, cortados en diagonal en trozos de 1 pulgada (alrededor de 3 tazas)
  • 1 taza de guisantes verdes pequeños congelados
  • 2 cucharadas de eneldo fresco picado o menta
  • limón rallado

1. Caliente 2 cucharadas de aceite en una sartén grande. Cuando las alcachofas estén lo suficientemente calientes, agregue las alcachofas, con el lado cortado hacia abajo, y cocine a fuego medio hasta que estén doradas, aproximadamente 5 minutos. Voltee, espolvoree con sal y pimienta negra molida generosamente, y cocine del otro lado, aproximadamente 5 minutos. Pasar las alcachofas fritas a un bol.

2. Agregue las 2 cucharadas restantes de aceite, chalotes y ajo a la sartén y cocine, revolviendo, a fuego lento hasta que chisporrotee. Agregue zanahorias, judías verdes y 1/4 taza de agua. Espolvorea 1/2 cucharadita de sal y pimienta negra molida y cocina, tapado, hasta que las verduras estén suaves y crujientes, aproximadamente 5 minutos.

3. Agregue los espárragos y los guisantes y cocine, revolviendo, sin tapar, hasta que los espárragos estén tiernos y crujientes, aproximadamente 3 minutos. Agregue las alcachofas, el eneldo y la ralladura de limón y cocine, revolviendo, a fuego medio hasta que las alcachofas estén bien calientes, aproximadamente 2 minutos. Servir inmediatamente.

(Dian Rossen Worthington es una autoridad en New American Cooking. Es autora de 18 libros de cocina, entre ellos Seriously Simple Parties, y locutora de radio ganadora del premio James Beard. Puede comunicarse con ella en www.sericioussimple.com).

.

Leave a Comment

Your email address will not be published.