Recetas de verano: cuatro almuerzos o cenas para celebrar la temporada

yo Es difícil de creer, pero es la temporada de barbacoas, la temporada de picnic en la playa, la temporada de ensaladas para la cena: el verano es mi época favorita del año para cocinar. Algunas personas prefieren el otoño por su frescura; el invierno por su comodidad; primavera por su promesa de algo verde. Yo no. Estoy aquí para el verano.

Prueba de que este es uno de mis temas favoritos: ayer fui invitada a un programa de radio hablando de cocina de verano y divirtiéndonos. Tuvimos una larga discusión sobre las galletas de pollo frito con mantequilla de miel caliente (otras recetas que surgieron fueron el gazpacho, la sopa de maíz fría, la ensalada de huevo, la ensalada de limón y papas a la menta, el pastel de arándanos y el antipasto caprese, también conocido como super caprese).

Ensalada de salmón y cuscús con aderezo de pepino y queso feta

El aderezo de esta receta de 30 minutos está inspirado en el aderezo Green Goddess y el mast o chiar, una guarnición persa de pepino y yogur. Aquí, el yogur espeso se combina con hierbas frescas, queso feta picante y pepinos persas crujientes. Si tiene problemas para encontrar pepinos persas, puede sustituirlos por pepinos ingleses con la misma piel dulce o pepinos pelados regulares. Agregar salmón a una ensalada lo distribuye uniformemente y es una buena alternativa a los filetes para la cena. La ensalada sobrante se puede servir fría para el almuerzo del día siguiente, refrescada con jugo de lima y hierbas frescas.

PorHistoria de: Yasmine Far

Sirve: cuatro

Tiempo Total: 30 minutos

Ingredientes:

3 (170 g) filetes de salmón con piel (o sin piel)

2 cucharadas de aceite de oliva, y más para rociar

sal y pimienta negra

1 cucharadita de comino molido

½ cucharadita de cúrcuma molida

2 limas, 1 partida por la mitad y 1 pelada y exprimida

225 g de cuscús perlado

cohete bebé 40g

250 g de yogur espeso y con toda la grasa, como griego, skyr o labneh

125 g de queso feta desmenuzado

Un puñado de hojas frescas de perejil, cilantro o eneldo y tallos tiernos, picados en trozos grandes

Un puñado de hojas de menta fresca y tallos tiernos, picados en trozos grandes

1 pepino persa, cortado en cubos de 1½ cm

2 cebollas verdes, partes verdes claras y blancas, en rodajas

Método:

1. Precalentar el horno a 200C. Coloque el salmón con la piel hacia abajo en el centro de la bandeja para hornear. Seque el salmón, luego cepille con 2 cucharadas de aceite de oliva. Sazone con sal, pimienta, ½ cucharadita de comino y ½ cucharadita de cúrcuma. Cepille 1 mitad de lima con un poco de aceite de oliva en una sartén, luego colóquela con el lado cortado hacia arriba en una esquina.

2. Ase el salmón en la rejilla central hasta que esté opaco por fuera y rosado claro en el centro, aproximadamente 18 minutos. Retire del horno y deje enfriar un poco.

3. Mientras se cocina el salmón, prepare el cuscús: en una cacerola tapada a fuego medio, tueste el cuscús, sin tapar, revolviendo hasta que esté fragante, aproximadamente de 3 a 4 minutos. Agregar 3 tazas de agua, sal, tapar y llevar a ebullición. Reduzca el fuego para mantener un fuego lento activo, luego cocine a fuego lento hasta que el cuscús esté tierno y la mayor parte del líquido se haya absorbido, de 8 a 10 minutos. Escurra el cuscús en un colador, luego rocíe con aceite de oliva y revuelva para combinar. Agregue la rúcula, déjela secar. Déjalo en el fregadero para que se enfríe un poco mientras haces el aderezo.

4. Prepare el aderezo: en un tazón para servir, combine el yogur con ¼ de taza de agua a temperatura ambiente, la ralladura y el jugo de 1 lima, luego bata hasta que quede suave. Agregue la ½ cucharadita restante de comino, así como la mitad del queso feta, la mayoría de las verduras (reservando algunas para decorar) y el pepino. Revuelva, luego sal al gusto. Posponer.

5. Agregue el cuscús cocido y la rúcula a la mezcla de yogur, revuelva para combinar. Retire la piel del salmón, luego macháquelo con un tenedor. Agregue la mitad del salmón al cuscús, revuelva para combinar. Cubra con el salmón restante, exprima la mitad de la lima salteada en un plato, luego adorne con las cebolletas, el queso feta restante, el perejil y la menta. Cortar la mitad de lima restante en cuartos y servir como guarnición.

Pasta cremosa con ricotta y hierbas

Pasta sencilla, elástica y con gran sabor.

(Getty/iStock)

En esta pasta sencilla y elástica, la ricotta lechosa, diluida con un poco de agua de pasta con almidón, se convierte en un sabroso plato caldoso sazonado con mucha pimienta negra y hierbas. Para obtener el mejor sabor, use al menos tres hierbas diferentes, obtenga un poco de mejor aceite de oliva y busque ricota fresca. Los amantes del limón también pueden rallar la ralladura de medio limón.

PorNarrado por: Melissa Clark

Sirve: 4 porciones

Tiempo Total: 20 minutos

Ingredientes:

Sal

450 g de pasta corta como conchas, cavatappi, ciocciole, farfalle, ditali o volteretas

340 g ricota fresca de leche entera

70 g de queso parmesano recién rallado y más para servir

60 ml de aceite de oliva virgen extra, y más para servir

1 cucharada de pimienta negra gruesa, y más para servir

170 g de hierbas blandas picadas en trozos grandes como albahaca, cebollino, hojas de hinojo, perejil, menta, estragón, perifollo o eneldo (pruebe una combinación de al menos 3 tipos)

Método:

1. Hierva una olla grande de agua bien salada a fuego alto. Agregue la pasta y cocine hasta que esté al dente según las instrucciones del paquete. Reserva 2 tazas de agua para hervir la pasta, luego escurre la pasta.

2. En la misma cacerola, haga la salsa: agregue la ricota, el queso parmesano, el aceite de oliva, la pimienta y una pizca grande o dos de sal y mezcle bien.

3. Agregue 1 taza de agua para pasta a la salsa y revuelva hasta que quede suave. Agregue la pasta y las hierbas y continúe revolviendo vigorosamente hasta que los fideos estén bien cubiertos. Agregue más agua de pasta según sea necesario para crear una salsa suave y espesa. Pruebe y agregue más sal si es necesario.

4. Divida la pasta entre tazones y agregue más queso parmesano, aceite de oliva y pimienta antes de servir.

Cazuela De Pollo, Alcachofas Y Brócoli

Puede ser una cacerola, pero es brillante, ligera y fácil.

(Getty/iStock)

Esta cena de un plato realmente parece una cacerola, pero es brillante y ligera, y casi sin esfuerzo. Mezcle las alcachofas enlatadas con las alcaparras, el ajo y el caldo de pollo, vierta sobre las pechugas de pollo y los floretes de brócoli, y deje que el horno haga el trabajo. Las alcachofas enlatadas son la principal fuente de sabor, así que elija alcachofas más firmes y llenas de agua que mantengan mejor su forma mientras se cocinan. Mientras se hornea la cazuela, tuesta el pan rallado y sazónalo con eneldo. Sirva el pollo con jugo de limón para darle un toque de color y una pizca de pan rallado con hierbas para que quede crujiente.

PorHistoria de: Kei Chun

Sirve: cuatro

Tiempo Total: 45 minutos

Ingredientes:

4 pechugas de pollo deshuesadas (680-900g)

1 cabeza pequeña de brócoli (alrededor de 450 g), sin tallo duro, cabeza cortada en floretes de 5 cm

5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

sal y pimienta negra

2 latas (400 g) de alcachofas en mitades en agua, escurridas

60 ml de caldo de pollo bajo en sodio

2 cucharadas de alcaparras secas

2 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida

5 dientes de ajo, en rodajas finas

60 g pan rallado panko

2 cucharadas de eneldo fresco picado

Rodajas de limón, para servir

Método:

1. Precalentar el horno a 200C. En una cacerola de 2,8 L, combine el pollo, los floretes de brócoli y 2 cucharadas de aceite; Condimentar con sal y pimienta. Mezcle para cubrir uniformemente, extienda el brócoli en una capa uniforme y cubra con las pechugas de pollo.

2. En un tazón grande, combine las alcachofas, el caldo, las alcaparras, el aceite, el ajo y 2 cucharadas de aceite y sazone con sal y pimienta. Revuelva suavemente, luego vierta la mezcla sobre el pollo y el brócoli. Ase hasta que el pollo esté cocido y las alcachofas estén doradas, de 30 a 35 minutos.

3. Mientras tanto, caliente la cucharada de aceite restante en una sartén pequeña a fuego medio. Agregue panko, reduzca el fuego a medio-bajo y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que esté dorado y crujiente, de 8 a 10 minutos. Transfiera a un tazón para que se enfríe, luego agregue el eneldo y sazone con sal y pimienta.

4. Divida el pollo y las verduras en platos poco profundos y agregue un poco de jugo de la cacerola. Rocíe con limón y espolvoree con pan rallado con eneldo.

Bife de falda con salsa verde

La salsa verde es tanto un adobo como un aderezo para esta ensalada veraniega a la hora del almuerzo.

(Getty/iStock)

Hecha con cebolletas, menta, perejil, alcaparras y ajo, la salsa verde sirve también como adobo para bistec y aderezo de verduras en esta ensalada veraniega para la cena. Para un sabor extra ahumado, intente asar corazones de lechuga romana (rociar con aceite de oliva y asar con el lado cortado hacia abajo hasta que se doren). O, si le gustan las verduras amargas, reemplace la lechuga romana con hojas de escarola picadas en trozos grandes.

Por: Lydie Hyuk

Sirve: cuatro

Tiempo Total: 35 minutos más marinado

Ingredientes:

680 g de bistec de falda

60ml de aceite de oliva virgen extra

60 ml de vinagre de vino tinto

25 g de cebollas verdes en rodajas finas (alrededor de 2)

2 cucharadas de alcaparras, escurridas y picadas en trozos grandes

1 cucharada de ajo picado (alrededor de 2 dientes grandes)

½ cucharadita de sal, y más al gusto

½ cucharadita de pimienta negra, y más al gusto

2 cucharadas de perejil fresco picado

2 cucharadas de menta fresca picada

25 g de piñones tostados

2 corazones romanos

90 g de queso feta desmenuzado

Método:

1. Si es necesario, corte el bistec transversalmente en trozos grandes que quepan en un plato poco profundo no reactivo. Transfiera los bistecs a un plato. En una taza o tazón medidor de vidrio, combine el aceite de oliva, el vinagre, las cebolletas, las alcaparras, el ajo, ½ cucharadita de sal y ½ cucharadita de pimienta. Vierta aproximadamente ⅓ del aderezo sobre el bistec y voltee para cubrir ambos lados.

2. Agregue perejil y 1 cucharada de menta al aderezo reservado, revuelva y reserve hasta su uso. Cubra y refrigere el bistec durante al menos 30 minutos o hasta 24 horas (si va a marinar el bistec durante la noche, cubra y refrigere el aderezo sazonado).

3. En una sartén pequeña a fuego medio, tueste los piñones, revolviendo con frecuencia, hasta que estén dorados, aproximadamente 3 minutos. Posponer.

4. Ponga la parrilla a fuego medio o caliente una sartén en la estufa a fuego medio. Seque los bistecs con toallas de papel y áselos a la parrilla durante 3-5 minutos por cada lado para que estén medio cocidos. Pasar a un plato, espolvorear con sal y dejar reposar 10 minutos.

5. Mientras reposa el bistec, corta la lechuga a lo largo en cuartos. Coloque los corazones de lechuga romana en una sola capa en un plato grande, dejando espacio en un lado para el bistec. Espolvorea la lechuga romana con queso feta, piñones y la 1 cucharada de menta restante. Corta el bistec transversalmente en rebanadas de 7½ cm de ancho, luego córtalo transversalmente para cortar el bistec en tiras anchas. Coloque el bistec en rodajas en un plato, luego rocíe el aderezo restante sobre la ensalada y el bistec. Servir inmediatamente.

© New York Times

Leave a Comment

Your email address will not be published.